Síguenos en: Linkedin Twitter
CECAM - Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha

Prensa y Comunicación

   
   
   
   
   
   
   
 

Seguimos creciendo, pero a un ritmo menor del que podríamos con unas condiciones más favorables

Imprimir Enviar
Toledo, 27/12/2019.

El año 2019, que ahora concluye, arroja en su conjunto datos positivos en términos de crecimiento económico para Castilla-La Mancha, si bien estos datos podrían ser mejores, ya que se constata la desaceleración de la economía que se ha venido registrando a lo largo de todo el ejercicio, en línea con la situación nacional.

Este descenso en el ritmo de crecimiento se refleja en una bajada progresiva del Producto Interior Bruto de Castilla-La Mancha, que cae trimestre tras trimestre según avanza el ejercicio. Otro indicador de esta situación lo encontramos en la disminución del crecimiento de exportaciones respecto a años anteriores (las exportaciones crecen un 3 por ciento frente al 9,3 por ciento que crecieron en el año 2017), y además ha bajado claramente la capacidad de creación de empleo en nuestra región (la EPA del tercer trimestre refleja que se han creado 8.500 puestos de trabajo respecto al tercer trimestre de 2018, frente a los 25.300 ocupados más del mismo periodo de 2017).

Las causas de esta situación tienen que ver, de un lado, con un contexto internacional desfavorable (con riesgos políticos y económicos como el Brexit, la guerra comercial entre EE.UU. y China y el aumento de los desequilibrios políticos y sociales en otros países) y de otro, como causas internas, con la situación de permanente inestabilidad política en nuestro país, junto al anuncio constante de medidas contrarias al crecimiento económico, que lo que han conseguido es generar inseguridad jurídica, afectando de forma grave a las inversiones y a la actividad económica.  

Como consecuencia, observamos las perspectivas de futuro en el más corto plazo con cierta intranquilidad, máxime cuando las medidas anunciadas por parte del Gobierno de España caminan todas en dirección contraria a lo que necesita nuestra economía para seguir avanzando.

En el ámbito regional, Castilla-La Mancha registra durante 2019 un crecimiento ligeramente superior a la media nacional, con un aumento de un 2,1 por ciento del PIB durante el tercer trimestre frente al 2 por ciento del conjunto del país, junto a una mayor confianza empresarial que en el resto de España, lo cual viene dado por la situación de mayor estabilidad institucional de que goza nuestra región, donde se fomentan los oportunos mecanismos de diálogo, en la búsqueda de consenso entre los agentes económicos y sociales, dentro de un marco de normalidad y estabilidad que contribuye a la implementación de medidas favorables a la actividad y el desarrollo económico en Castilla-La Mancha. Si bien, a pesar de ello, no podemos sustraernos del contexto actual tanto a nivel internacional como nacional, que inevitablemente acaba afectando también a nuestra región.

En conclusión, podemos afirmar que 2019 ha sido un año relativamente positivo, con un claro margen de mejora, de haberse dado unas condiciones más favorables a la actividad económica. Como hemos defendido siempre desde CECAM, cuando se permite a las empresas hacer su trabajo, creando un contexto favorable a la actividad empresarial, esto tiene su traslado inmediato a la capacidad de las mismas para crecer y crear empleo. Por tanto, insistimos nuevamente en que es imprescindible impulsar la actividad económica y la competitividad de las empresas como única vía para favorecer el crecimiento y la creación de empleo en nuestro país.


Imprimir Compartir en: Facebook Twitter



 
 

CECAM • Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha | C/ Reino Unido, 3 | 45005 Toledo | Tfno.: 925 28 50 15 | Fax: 925 21 57 52 | cecam@cecam.es.

 

 

 
CECAM - Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha