programa de asesoramiento, divulgación y difusión en materia de PRL

Proyecto financiado por:

La Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), junto a las organizaciones empresariales provinciales, pone a disposición de los empresarios y trabajadores, los Gabinetes de Prevención de Riesgos Laborales, con la intención de asesorar y ayudar a la implantación efectiva y a la integración de la PRL en las empresas, pymes y micro-pymes castellano-manchegas.

Ayudamos a implantar de forma gratuita un sistema de gestión de PRL.

Realizamos visitas concertadas a las empresas para asesorar sobre gestión preventiva y sobre las medidas a adoptar para evitar el riesgo de la Covid-19

Asesoramos e informamos sobre las obligaciones legales en la materia.

Ponemos a disposición de las empresas publicaciones informativas específicas como guías y manuales de PRL, específicos y sectoriales.

Plan de contingencia

Es aconsejable realizar un plan de contingencia, identificando el riesgo de exposición al virus de las diferentes actividades que se desarrollan en el centro de trabajo, consultando a los delegados de prevención o los representantes de los trabajadores.

1

Informar

Informar al personal de forma habitual y actualizada de las recomendaciones sanitarias

2

Proveer

Al personal de los productos de higiene necesarios ( jabón, solución hidroalcohólica, etc.)

3

Material de desinfección

Al personal de los productos de higiene necesarios ( jabón, solución hidroalcohólica, etc.)

4

Material de protección

Contar con el material de protección suficiente cuando así lo indique el servicio de prevención

5

medidas Específicas

Adoptar medidas específicas para minimizar el riesgo de transmisión a los trabajadores más sensibles

2

Proveer

Al personal de los productos de higiene necesarios ( jabón, solución hidroalcohólica, etc.)

4

Material de protección

Contar con el material de protección suficiente cuando así lo indique el servicio de prevención

6

protocolo de actuación

En caso de trabajadores que presenten síntomas en su puesto de trabajo**

Medidas de Protección

Colectiva

  • Organizar la entrada al trabajo de forma escalonada, para evitar aglomeraciones en la entrada a los centros de trabajo.

  • Asegurar que la distancia interpersonal está garantizada en las zonas comunes y evitar aglomeraciones de personal en estos puntos.

  • Evitar desplazamientos de trabajo que no sean esenciales y que puedan solventarse mediante llamada o videoconferencia.

  • Planificar tareas y procesos laborales para que los trabajadores puedan mantener la distancia interpersonal de aproximadamente 1,5 metros, tanto en la entrada y salida al centro de trabajo, como durante la permanencia en el mismo.

  • Escalonar los horarios lo máximo posible, si el espacio de trabajo no permite mantener la distancia interpersonal, contemplando posibilidades de redistribución de tareas y/o teletrabajo.

  • Se recomienda facilitar el teletrabajo y las reuniones por teléfono o videoconferencia, especialmente si el centro de trabajo no cuenta con espacios donde los trabajadores puedan respetar la distancia interpersonal.

En los establecimientos abiertos al público:

Medidas de higiene

en el centro de trabajo

Se recomienda limpiar el área de trabajo usada por un empleado en cada cambio de turno.

Reforzar la limpieza de los filtros de aire y aumentar el nivel de ventilación de los sistemas de climatización.

Reforzar las tareas de limpieza en todas las estancias, con especial incidencia en las superficies,que se tocan con más frecuencia (mandos, mesas, ordenadores, pomos y tiradores, etc.)

Asegurar una correcta protección del personal encargado de la limpieza. Todas las tareas deben realizarse con mascarilla y guantes de un solo uso.

Ventilar diariamente las instalaciones por espacio de cinco minutos.

Al acabar la limpieza, y tras quitarse los guantes y mascarilla, es necesario que el personal de limpieza realice una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.

En caso de los uniformes de trabajo o similares, serán embolsados y cerrados, y se trasladarán hasta el punto donde se haga su lavado habitual, recomendándose un lavado en ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

¿Necesitas asesoramiento gratuíto en PRL para tu empresa?